Navigation Menu+

Cochinillo en Botín

Posted on Dic 7, 2015 by in Segundos | 2 comments

TRAS LA PUERTA

Traspasar la puerta de Botín es retroceder en el tiempo para hallarse ante la historia. Aquella que dice que se está en el restaurante más antiguo del mundo o que en sus cocinas un tal Francisco de Goya limpió platos. También se sabe que de aquí han escrito artistas de la talla de Ernst Hemingway o Galdós, lo que pocos saben  es que durante el inhumano y largo cautiverio al que fue sometida la congresista colombiana Ingrid Betancourt, su imaginación volaba y atravesando océanos se plantaba en Madrid, en Botín, bajo el arco de Cuchilleros, donde tras la puerta se relamía con su cochinillo, con la crujiente costra de su piel y con la extrema ternura de su carne.

Quedó libre y pudo volver. Como volveremos nosotros. Porque está situado en un enclave idóneo, muy cerquita de la Plaza Mayor, uno de nuestros rincones capitalinos favoritos. Porque se conserva la decoración añeja que tanto nos gusta, su horno de leña original del siglo XVII y un servicio de altísima calidad. Pero, como no, volveremos para deleitarnos con el sabor y textura de su magnífico cochinillo. Hecho al estilo Botín, algo distinto al segoviano, que solo lleva agua, pero  igualmente sabroso, arranca el máximo esplendor a un producto tan especial y patrio como el cochinillo lechal. Será un placer volver a traspasar aquella puerta.

Probadlo. Y cuando vayáis, ya sabéis, decid que vais de nuestra parte. 

RESTAURANTE BOTÍN – CALLE CUCHILLEROS Nº17

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

2 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

shared on wplocker.com