Navigation Menu+

Potaje de rellenos

Posted on Feb 17, 2016 by in Cocina con pan, Recetas | 1 comment

Debe ser que con esto de que uno se hace mayor le gustan más los platos de cuchara, o al menos es lo que está sucediendo en mi caso. Hoy os traigo uno de mis guisos favoritos, el potaje con rellenos.

INGREDIENTES

  • 150 – 200 gr garbanzos
  • 2 patatas medianas
  • Espinacas
  • 2 huevos
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 tomate
  • 2 litros agua
  • 1 cucharadita pimentón
  • 2 dientes de ajo
  • Sal y pimienta
  • Para los rellenos:
  • Pan del día anterior para rallar
  • 4 huevos
  • Aceite

En primer lugar el día anterior se ponen los garbanzos en remojo.

Una vez que nos vayamos a poner manos a la obra necesitamos una olla grande donde vayamos a hacer el potaje. En primer lugar pelamos y partimos la patatas, para esto usamos la técnica para hacerlas a la riojana, cortamos desde el exterior hasta el centro y tiramos, de tal modo que la patata haga “clac”. Añadimos los garbanzos, cubrimos con el agua y llevamos a ebullición, desespumamos.

Bajamos el fuego a temperatura media y dejamos cociendo. Mientras en un cazo ponemos a cocer las espinacas, (en otra olla para que el agua no se quede verde). Al mismo tiempo vamos a hacer un sofrito con los dos dientes de ajo, partidos en láminas, y la cebolla bien picadita. Rallamos el tomate y añadimos al sofrito, dejamos que se cocine durante unos minutos y por último añadimos el pimentón e incorporamos bien. Una vez que tengamos el sofrito lo añadimos a la olla y seguimos con la cocción de los garbanzos. Lo mismo haremos con las espinacas, una vez cocidas las añadimos.

El siguiente paso es hacer los rellenos. Para ello, en primer lugar debemos rallar el pan e incorporamos los huevos bien batidos hasta que consigamos una masa. Este paso se debe hacer un poco a ojo, hasta que veamos que la masa queda consistente. Mientras ponemos en una sartén abundante aceite y cuando esté caliente hacemos los rellenos con una cuchara y los freímos. Apartamos en un plato para eliminar el aceite y por último los añadimos a nuestro guiso.

Probamos y rectificamos el punto de sal. Dejamos cocer hasta que saquemos el garbanzo y se pueda aplastar con el tenedor.

PD: Si os gusta podéis cocer un par de huevos y añadir bien picadito al potaje.

¡Listo para comer!

1 Comment

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

shared on wplocker.com